La Feria

Cabalgata infantil de caballitos de palo, por los derechos de los niños

Alrededor de 400 niños, con su traje típico antioqueño, salieron de cabalgata en sus caballitos o unicornios de colores, galopando desde el Museo de Antioquia por todo Carabobo hasta llegar al Parque de las Luces, en el Centro de Medellín.  

Esta es la edición número 17 de la Cabalgata de caballitos de palo. El objetivo de esta actividad es brindar un espacio para que niños y padres puedan disfrutar de la Feria de Flores y promover más actividades para las familias. Este es un evento que organiza Corbolivar y comerciantes del sector del Centro de Medellín.  

Elmer Zapata, organizador del evento, argumenta que lo importante es brindar un espacio para los niños y sus familias, la mayoría de ellos son subsidiados por la organización y participan varias fundaciones como: San Vicente, comunidades indígenas, entre otros. Este año, el desfile tiene como mensaje central la protección a los menores y se pudieron leer mensajes en contra del abuso sexual.   

Isabella Álvarez, de diez años, llegó desde el corregimiento de Palmitas, con su traje de flores y su caballito de palo color blanco llamado Nieve, “yo quería venir porque me gusta participar en la Feria de Flores, a mí me encantan los caballos y los animales”.  

Isabella Álvarez y su caballito Nieve. 

Para Matías Chuquín de seis años del municipio de Copacabana, “es muy divertido salir con tu caballito porque así juegas en las calles y no te quedas en la casa”. En la cabalgata había todo tipo de caballitos: morados, rosados, azules, plateados y hasta disfrazados, con canutillos, brillantes y de largas crines multicolores, muchos de los niños los elaboraron ellos mismos.  

Emiliana Osorio

Otra de las participantes fue Emily Bohórquez de cuatro años, “a mí me gusta esta cabalgata porque salimos con caballitos muy lindos y es muy chévere estar con los papás”. José Miguel Patiño de tres años, Matías Chuquín de seis y Emiliana Osorio de cuatro también se sumaron a esta celebración, muchos de ellos asistieron como invitación de su colegio, “era la tarea de Emiliana para este fin de semana”, dice su papá.  

Emily Bohórquez

 

Compartir